ABRE LOS OJOS

ABRE LOS OJOS

Invitamos a hombres y mujeres a:

Abrir los ojos para ver el desigual reparto del trabajo de cuidados que recae abrumadoramente sobre las mujeres y, en especial, en las empleadas del hogar, tan poco reconocidas y tan imprescindibles para sostener la vida. 
Abrir los ojos para ver las dificultades a las que se enfrentan las mujeres científicas, que cuentan con menos oportunidades que sus colegas.
Abrir los ojos para ver los obstáculos que superan las mujeres del ámbito rural, con menor acceso a los recursos, a los servicios, y que se encuentran en una posición más vulnerable ante las violencias machistas.
Abrir los ojos para ver las violencias que sufren las mujeres y niñas víctimas de la trata con fines de explotación sexual, y las mujeres en contextos de prostitución, sin que su sufrimiento genere un rechazo social.
Abrir los ojos para ver las violencias que sufren las mujeres con discapacidad, en una sociedad capacitista.
Abrir los ojos para ver las violencias que sufren las mujeres migrantes, mujeres valientes, luchadoras en busca de un futuro lejos de sus países.
Abrir los ojos para ver la preocupación y la desesperanza generada por la pobreza, que afecta mayoritariamente a las mujeres.
Abrir los ojos para ver las violencias que sufren las mujeres mayores, las menos reconocidas en nuestra sociedad, las que nos lo han dado todo.

En definitiva, abrir los ojos, para identificar las violencias cotidianas que nos rodean y contribuir a erradicarlas.